LA RESPIRACIÓN EN PILATES

Durante la realización de los ejercicios de pilates, hay que tener muy en cuenta el patrón respiratorio, ya que durante el ciclo respiratorio se activan ciertos grupos musculares para ayudar a la respiración. Exhalar durante el trabajo abdominal aumenta la activación de la musculatura abdominal, ya que estos tienen una gran importancia en la espiración. Y los extensores de la columna ayudarán en la inspiración. Pero esto no quiere decir que no podamos activar los músculos indistintamente, todo lo contrarío debemos controlar nuestra musculatura para saber cuando debemos activar nuestros músculos, siempre con un patrón respiratorio concreto.

Es importante tener un mínimo conocimiento del ciclo respiratorio ya que si conocemos esto seremos capaces de comprender bien el movimiento y el ejercicio en general.

¿Que hace la respiración en nuestro organismo?

  • Oxigena la sangre y alimenta el organismo a nivel celular.
  • Expulsa las toxinas del cuerpo.
  • Mejora la circulación.
  • Mejora el tono de la piel
  • Calma el cuerpo y la mente
  • Facilita la concentración
  • Marca un patrón de movimiento.
  • Ayuda en la activación de los músculos. (Isacowitz. R)

 

¿Conocemos “la respiración”?

 

respiracion 1El diafragma es el músculo principal de la respiración, durante las respiracionres diagragmáticas el 75% del esfuerzo respiratorio proviene de este. En la inspiración se contrae el diafragma, se aplana y aumenta la dimensión vertical del tórax. Además de este también se contraen los músculos intercostales externos, tirando de las costillas inferiores en sentido ascendente.

La zona baja del torax se expande lateralmente aumentando la dimensión de la caja torácica, y cuando las costillas superiores se elevan lo que hacen es aumentar la dimensión anteroposterior del torax, llevando el externón hacia delante.respiracion2

Cuando el diafragma se relaja, los organos de la zona abdominal y la musculatura abdominal lo empujan hacia su forma de bóveda, de forma que la dimensión del torax disminuye, y aumenta la presión torácica, lo que resulta en la espiración o expulsión de aire de los pulmones.

 

 

EN PILATES…

La respiración se caracteriza por ser una respiración costal o lateral, y los instructores nos esforzamos en que se concentren los alumnos en esta respiración, debemos incidir en la expansión lateral de la caja torácica durante la inspiración (abriendo costillas). La razón de esto es porqué esta forma de respirar hace mas fácil mantener la contracción de los músculos abdominales durante durante todo el ejercicio, con lo que conseguimos paralelamente una mayor estabilización del tronco.

La musculatura abdominal ha de mantenerse en contracción durante todo el ejercicio, lo cual puede resultar difícil, especialmente durante la inspiración, por ello la respiración lateral llevando el abdominal hacia dentro, nos puede ayudar para mantener la contracción tanto en la espiración como en la inspiración, cosa que con la respiración diafragmática sería imposible ya que facilita la relajación abdominal durante la inspiración.

respiracionUn ejercicio para practicar la respiración de pilates puede ser: Tumbados en el suelo con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo separados entre si paralelos a las caderas y hombros, colocamos las palmas de las manos apoyadas encima de las costillas, desde esta posición inspiramos abriendo costillas y expiramos cerrando costillas, intentando hacer un poco de presión con las manos para darnos cuenta del movimiento que debe hacer nuestra zona del abdomen en la espiración. Tener en cuenta las pautas respiratorias más comunes: activar la musculatura del suelo pélvico y llevamos el ombligo hacia dentro sin relajar el abdomen.

Imagen de previsualización de YouTube

BIBLIGRAFIA: ISACOWITZ. R. “Manual completo del método pilates” 1ª edición (Alumno de primera generación de Joseph Pilates)

post

¿PUEDE REHABILITAR EL PILATES O EL YOGA UNA LESIÓN?

El movimiento es una valiosa herramienta para mantener la salud,  curar  enfermedades agudas, o rehabilitar disfunciones motoras congénitas o adquiridas.

Muchas veces me preguntan qué tiene de especial el yoga y el pilates para tener tantos beneficios como se les atribuye, ambas disciplinas se caracterizan por poseer un amplio repertorio de movimiento. Este agente físico es el que esta presente en todas las técnicas de cinesiterapia empleadas en rehabilitación. Para que el pilates y el yoga funcionen como terapia rehabilitadora, el instructor debe tener  formación en fisioterapia. El movimiento solo aportará  beneficios al cuerpo si se emplea con precaución y en la dosis correcta. El exceso de movimiento puede ser contraproducente en determinadas fases del proceso terapéutico o incluso estar contraindicado.

Por este motivo se deben buscar centros especializados que empleen el yoga o el pilates como técnica de rehabilitación y dirigidas por fisioterapeutas especializados en cinesiterapia.

Antes de seguir con la entrada, me gustaría compartir este vídeo, donde se entiende que muchas lesiones sólo se rehabilitan  con movimiento.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Qué tipo de movimiento o ejercicio se usa en fisioterapia? Cada persona necesita un programa individualizado de tratamiento. A continuación presentamos algunos ámbitos de nuestras intervenciones en los que podemos establecer un protocolo de ejercicios o una actividad física para mejorar tus capacidades motoras.

Cinesiterapia o ejercicio térapeutico

La cinesiterapia es la terapia a través del movimiento. En fisioterapia la prescripción del ejercicio terapéutico obedece a principios y técnicas de rehabilitación funcional basados en conocimientos clínicos y de biomecánica del movimiento humano, y que varían por lo tanto dependiendo del diagnóstico y pronóstico tanto médico como fisioterapéutico. Generalizando, podemos utilizar movimientos pasivos cuando el paciente ha sufrido una lesión grave o aguda que contraindica el movimiento activo o cuando hay una parálisis del movimiento, movimientos activos asistidos cuando  hay una reducción de fuerza muscular, una parcial denervación muscular, dolor, fuerte espasticidad, o un deficit de coordinación neuromuscular, y  movimientos activos y activos resistidos para mejorar el control neuromuscular, la fuerza, las funciones motoras,  y la condición física de los pacientes.

En rehabilitación neurologica, debido a la complejidad de la sintomatología, se suele usar un conjunto de técnicas y métodos (Bobath, Kabat, Brunnstrom, Perfetti, etc.) que permiten adaptar el ejercicio o la actividad al potencial específico del paciente.

El ejercicio con efecto curativo es indicado para reducir el dolor, mantener o aumentar el rango de movimiento articular y muscular, mantener o mejorar la fuerza muscular, la coordinación y el control neuromuscular, mejorar el equilibrio y la postura, y en el aprendizaje y reaprendizaje motor.

 Ejercicio físico para la salud

El ejercicio para la salud es usado en la prevención primaria y secundaria y, cada vez más, forma parte de los tratamientos complementarios en muchas enfermedades crónicas estabilizadas. Los principales campos de su aplicación son: la prevención cardiovascular, las condiciones crónicas del aparato locomotor clínicamente estables, la prevención y el tratamiento de la diabetes y de la obesidad, algunos trastornos psicoconductuales como la depresión y el síndrome ansioso, y los hábitos de adicción a drogas y alcohol. En su aplicación, sobre todo en prevención secundaria, se necesita una valoración cuidadosa de los sujetos, por parte de personal sanitario específicamente entrenado, para conocer su condición clínica y física y para excluir condiciones morbosas activas o reagudización de estados patológicos crónicos.

 Actividad física adaptada

La actividad física adaptada se desarrolla para dar respuesta a personas que por su edad, condición o capacidades funcionales necesiten  programas de actividad física específicos acordes con sus habilidades.

La actividad física adaptada está indicada en algunos colectivos como mayores, personas con discapacidad física o psiquica, adultos con patologías crónicas del aparato locomotor estabilizados o personas con una reducida capacidad funcional.
El servicio de fisioterapia, puede ofrecer, en el ámbito de nuestra comunidad, asesoramiento  en temas de actividad física adaptada.

post

¿QUÉ SON REALMENTE LAS AGUJETAS?: DOLOR MUSCULAR DE APARICIÓN TARDÍA .

Imagen de previsualización de YouTube

Falsas creencias sobre las agujetas.

Todos sabemos, en mayor o menor medida, lo que son las agujetas; al menos, conocemos en qué consisten: dolor muscular que se produce después de realizar un ejercicio a una intensidad mayor de la que el cuerpo está acostumbrado a soportar.

Cada vez hay más información sobre el tema, pero hay quien sigue manteniendo ideas falsas, como que se producen por el acúmulo de ácido láctico y otros productos de desecho en los músculos, teoría anunciada en 1956 de la cual proviene el nombre popular -agujetas, debido a los supuestos cristales de ácido láctico que “pinchaban” y provocaban el dolor- pero que nunca obtuvo apoyo empírico.

Remedios populares para prevenirlas: ineficaces.

Del mismo modo, medidas supuestamente preventivas como tomar agua con azúcar o bicarbonato antes del deporte no tienen absolutamente ningún efecto para prevenir la aparición de agujetas o aliviar el dolor una vez que se hayan producido.

¿Qué son realmente las agujetas? ¿Por qué se producen?

Lo que coloquialmente se conoce como agujetas recibe otros nombres más técnicos: mialgia diferidadolor muscular de aparición tardía (DMAT)dolor muscular posesfuerzo de aparición tadría (DOMPAT) o en inglés delayed onset muscular soreness (DOMS).

Ya sabemos que aparece como un dolor localizado después de realizar un ejercicio de intensidad mayor a la que nuestro cuerpo está acostumbrado. Especialmente son más intensas cuando hacemos ejercicio después de un período de baja o nula actividad física.  El dolor suele alcanzar su mayor intensidad a las 48h, y puede mantenerse durante varios días más.

Existen varias teorías, aunque la más aceptada actualmente por la comunidad científica es que el dolor se debe a microrroturas de las fibras musculares que han participado en la actividad física. El trabajo muscular excéntrico es el principal causante de estas roturas. Aparecerá dolor en las primeras fases (días), pero después dará lugar a que el cuerpo reconstruya dichas fibras haciéndolas más resisntentes y fuertes, provocando mejora muscular.

En fisioculturismo.es, tenéis mucha y muy valiosa información en un interesantísimo artículo sobre agujetas, con referencias bibliográficas:

En este tipo de molestia (también denominada DOMS ?Delayed Onset Muscular Soreness- o DMT ?Dolor muscular tardío-) (Crabral y Pérez, 2001) se caracteriza por aparición de dolor muscular a las pocas horas de concluir el ejercicio y durante las primeras 24 horas, alcanzando su pico de dolor entre 24 y 48 horas (Dorbnic, 1989, Miñarro, 2002; Connolly y col., 2003) y descendiendo y remitiendo pasados aproximadamente unas 96 horas tras el ejercicio (Connolly, y col., 2003). El dolor se encuentra concentrado en la porción distal del músculo, donde el tejido conectivo muscular es más abundante, aunque en los casos severos el dolor puede ser generalizado a toda la masa muscular. (Dorbnic, 1989; Fernández Vaquero y Pérez Ruíz, 2002). Asimismo la hipersensibilidad de la zona afectada hace que estímulos que generalmente serían inocuos (como una ligera presión) desencadena una sensación dolorosa (alodinia mecánica) (Cabral y Pérez, 2001)

Podemos destacar entre los síntomas del DOMPAT la pérdida significativa de fuerza, el dolor muscular, la rigidez, hinchazón (McHug y col., 1999 en Connolly y col., 2003), la impotencia funcional, el dolor a la palpación y la reducción del rango de movimiento (Miñarro, 2002). Estas respuestas fisiológicas pueden incluso alterar los patrones de reclutamiento de fibras (Cheung y col., 2003) aumentando el riesgo de lesionarse.

La intensidad del daño va a depender de la familiarización que tenga el deportista con el ejercicio y con la intensidad del mismo de la misma forma que influyen son la rigidez, velocidad de contracción, fatiga y el ángulo de contracción. (Connolly y col., 2003). Aunque la intensidad puede variar mucho en función de las características del ejercicio.

Entrenar con dolor ¿es bueno o malo?

Pues… depende. Depende de si el dolor es producido por agujetas o por el contrario puede ser el aviso de alguna lesión.

El dolor después de un entrenamiento no significa necesariamente que se haya entrenado bien o que el músculo está creciendo y fortaleciéndose. Hay varios factores que influyen pero, sobre todo, el sentido común es el que debe discriminar entre el dolor típico de agujetas o el dolor indicativo de que estás haciendo algo mal.

Al realizar actividad física de forma habitual, lo normal es que el cuerpo vaya acostumbrándose al ejercicio, con lo cual las agujetas, aunque estarán presentes, pero serán de menor intensidad y duración. Ante la duda, mejor parar. No tiene sentido entrenar con dolor y terminar en la sala de urgencias.

En este enlace encontraréis más información que no os debéis perder sobre dolor muscular y entrenamiento.

¿Cómo prevenir o remediar las agujetas?

Como ya se ha comentado, olvidaos de remedios populares (agua con azúcar…).

Si llevas tiempo sin realizar actividad física, lo mejor es empezar a entrenar con mucha suavidad, aumentando progresivamente la carga y dando tiempo (unos dos días) para comprobar el efecto real del ejercicio ya que, como hemos dicho antes, el punto máximo del dolor muscular tardío suele aparecer a las 48 horas del ejercicio.

Lo ideal es siempre realizar un calentamiento antes de la actividad -sobre todo con trabajo concéntrico- y dejar los estiramientos para el final, ya que algunos estudios parecen indicar que los estiramientos antes de realizar ejercicio no solo no ayudan sino que pueden ser perjudiciales.

Si ya han aparecido las agujetas:

1. Aplicación de frío y masaje en la zona afectada. El masaje actúa disminuyendo la sensación de dolor.

2. Dependiendo de la intensidad del dolor, tomar analgésicos por vía oral. Mi recomendación es tomar medicamentos solo cuando sean realmente necesarios.

3. Ejercicio suave en el que participe musculatura menos afectada.

 Autor: Miguel López Fisioterapeuta

También más información en:

Wikipedia: Agujetas

Artículo sobre dolor muscular tardío (.PDF)

Read more: http://tufisio.net/ique-son-realmente-las-agujetas-dolores-musculares-de-aparicion-tardia.html#ixzz2xT7n9zWV

TERAPIAS CONTRA EL DOLOR SIN BASE CIENTÍFICA

 

El diario El Mundo publicaba hoy la siguiente noticia:

Un estudio estima un gasto millonario en tratamientos para el dolor sin base científica

  • El uso de terapias ineficaces expone a los pacientes a riesgos y frustaciones

  • El ejercicio y la movilización manual, los únicos tratamientos con eficacia

  • Los ultrasonidos, la estimulación eléctrica o la onda corta no funcionan

  • Sólo Canarias malgasta 3 millones de euros al año en estos procedimientos

“En Canarias cada año se destinan 3 millones de euros a terapias contra el dolor de espalda que bien no han demostrado científicamente su eficacia o que directamente son ineficaces. De extrapolarse estas cifras a todo el territorio español, tendríamos el siguiente panorama: 75 millones de euros se gastan año tras año en tratamientos para combatir el dolor cervical, lumbar o de hombro y sus resultados serán como mínimo no efectivos. Son los datos de un estudio realizado por la Fundación Kovacs, la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, la Fundación Canaria de Investigación y Salud y el Instituto de Salud Carlos III “

“Un ejemplo, en el dolor cervical sólo es eficaz el ejercicio o la movilización manual pero no el láser cutáneo, la magnetoterapia, la onda corta, la estimulación eléctrica, la termoterapia o los ultrasonidos, entre otros. Algo similar ocurre en los problemas de hombro para los que sólo son eficaces las dos opciones mencionadas o en las molestias de la zona lumbar en las que sólo funciona el ejercicio para su alivio.”

“Sólo los medicamentos pasan por un sistema de evaluación previo, pero no ocurre así con la tecnología médica”

Se trata de un único estudio, no tiene el peso por tanto de una revisión sistemática, y además, ha sido realizado tan sólo en una Comunidad Autónoma, y como en todo habría que ver material y métodos. Pero espero que al menos sirva para ir destapando la verdad sobre el desfase científico existente en el área de rehabilitación y fisioterapia que hay en la sanidad pública. En gran parte, responsabilidad de la poca ética de muchos/as profesionales, donde aplican sin resultados terapias que tienen la misma efectividad que la propia evolución en el tiempo de la patología. Vamos que estar tres semanas a diario aplicando onda corta para un trastorno cervical agudo, puede reducir el dolor levemente, lo mismo que ocurriría seguramente si el paciente no realizase NADA.

Lo que a nivel personal me resulta evidente, sin que la fundación Kovacs  realice más  análisis, es que se tira mucho dinero comprando aparatos de última generación, muy caros, y no se invierte en personal (en que el personal esté formado y actualizado).  Parece olvidarse que la principal arma de tratamiento con la que contamos los fisioterapeutas es nuestra mano, para movilizar, estirar, disminuir el tono muscular, mejorar la elasticidad fascial…Y quien termina padeciendo esta pésima gestión es el paciente. Paciente al que se le acaba la paciencia y termina por no creer en la fisioterapia, ni en la medicina, y se tira en brazos de cualquier solución mágica que encuentre.

Lo triste es que esto no sucede sólo en la seguridad social, sino que a lo largo del país hubo “mucho/a listo/a” que idearon un tipo de clínicas privadas donde el método de trabajo es similar al de una factoría, atendiendo a 3-4 pacientes por hora, a quienes hacen pasar por las diversas fases de producción: infrarrojos 10 minutos, corrientes analgésicas 15 minutos, ultrasonido 5 minutos, y al final para tratamiento manual nos quedan unos 5 minutos.

Ojala la población también se vaya concienciando y busque a personas que amen su trabajo, con errores, porque nada es perfecto, pero día a día tratamos mejorar y aprender más sobre el cuerpo humano, buscando dignificar con nuestro esfuerzo una de las profesiones más bonitas del mundo.

Os dejo el enlace de la noticia noticia: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/02/15/noticias/1329311246.html?a=6b9efc0f2cd25afda1f25286b11f9a60&t=1395786425&numero#c

Autora: Fátima Fontenla Souto. Fisioterapeuta colegiada  nº: 1510

post

ESTIRAMIENTO DEL PIRAMIDAL

Antes de leer esta entrada de blog recomiendo recapitular las entradas de “Introducción a los estiramientos” y ” Estiramiento para los glúteos” en la que se explica las bases a respetar antes de realizar cualquier ejercicio de estiramiento y las indicaciones y precauciones del streching en la zona glútea.

En las clases de pilates ya hemos tratado el tema del músculo piramidal y los problemas que puede dar si está acortado o tenso, pues puede generar dolores de espalda que se llegan a confundir con una ciática. Quiero compartir con vosotros el estiramiento del músculo piramidal apoyado con un par de vídeos muy didácticos, siendo uno de ellos una animación en 3D que muestra dónde está este músculo y cómo actúa el estiramiento.

Imagen de previsualización de YouTube

En el vídeo superior tenéis la animación en 3D, donde se visualiza la posición del músculo piramidal, que influye en la movilidad de cadera, la estabilidad de la pelvis. En clases propongo siempre diferentes posiciones para estirar el piramidal y mi preferido es de sentado. Me ha parecido útil añadir estos vídeos para dejar todavía más claro cómo se realiza este ejercicio.

En el vídeo a continuación tenéis explicado paso a paso el estiramiento del piramidal realizado en colchoneta, tumbado boca arriba. Es el mismo ejercicio que se visualiza en la animación de arriba, por lo que es interesante compararlo para tener en mente cómo se produce el estiramiento del músculo:

 Imagen de previsualización de YouTube

Ejecución del estiramiento del piramidal

  • La posición de partida es tumbado boca arriba, sobre el suelo, colchoneta, o superficie dura. Flexionamos ambas rodillas, apoyando ambos pies en el suelo (o superficie dura).
  • Elevamos la pierna del lado que queremos estirar, y la colocamos cruzada sobre la otra, apoyando el pie en la parte final del muslo, cerca de la rodilla.
  • Con ambas manos abrazamos el muslo de la pierna contraria, y lo elevamos suavemente, empujando la pierna a estirar, como si quisiéramos acercar la rodilla al pecho.
  • El movimiento se detiene en el momento en el que notamos el estiramiento. Mantenemos ahí la posición (puede ser unos 20-30 segundos) y después volvemos a la posición de partida, apoyando ambos pies en el suelo.
  • Podemos repetir el estiramiento con la misma pierna, o cambiar y realizar el estiramiento en la pierna contraria.

Indicaciones y precauciones.

El ejercicio debe realizarse de forma suave, con precaución en caso de que existan otras lesiones que lo contraindiquen. Por ejemplo, si existe una lesión de espalda, se debe evitar flexionar en exceso las piernas y acercarlas demasiado al pecho, pues la excesiva flexión de columna lumbar puede ser contraproducente.

En caso de ciática, hernias discales y otras lesiones, es mejor consultar con nuestro profesional sanitario de referencia, para que nos indique el mejor tratamiento y los ejercicios adecuados.

En caso de problema muscular por exceso de tensión tanto en el piramidal como en la musculatura de la región glútea y la parte baja de la espalda, este estiramiento puede ser útil para aliviar la tensión y el dolor y ayudar a la movilidad.

 

AVISO MUY IMPORTANTE.

  • Esta entrada de blog es para uso informativo y no debe ser usado como sustituto de consejo médico o del fisioterapeuta como recomendación para cualquier plan de tratamiento particular.
  • Es importante que usted dependa del consejo de un médico o Fisioterapeuta para el tratamiento de su caso particular.
  • Como cualquier fuente de información, puede volverse inexacta con el tiempo.

 

 

post

DOLOR CRÓNICO

Imagen de previsualización de YouTube

Dolor crónico. Dolor que persiste de forma constante durante más de seis meses.

Dolor crónico. Además de esa definición, podríamos añadirle el resto de imágenes que su mención provocan: Miedo, inseguridad, angustia, expectación, rabia….

Un paciente que  sale de la consulta médica con este diagnóstico va acompañado de un rosario de tratamientos farmacológicos para bloquear el dolor: analgésicos, antiinflamatorios, antidepresivos….Cuando todo esto falla, normalmente aparecen por la consulta de fisioterapia. Y a veces se dan milagros, puesto que esa molestia que tenía, finalmente era de tipo biomecánico, se resuelve o mejora considerablemente.

Pero ¡ay!, aquel que ya viene rebotado de otros centros de calidad, que ha probado mil terapias alternativas, homeopatía, reflexología, acupuntura, reiki, masaje ayurvédico, y un sin fin de posibilidades, ese paciente, ¡ay! ya antes de tratarlo suspiramos, porque estamos casi seguros de que poco o nada vamos a poder hacer por ayudarlo.

Cuando alguien ha buscado tantas soluciones ajenas, ha pagado también a charlatanes que lo único que tenían para vender era la esperanza, esa persona está buscando fe, comprarle a alguien el remedio revolucionario que le traerá la absolución de su problema. Cuando seguramente no existe, o al menos la neurociencia y la neurobiología todavía no han logrado una fórmula mágica igual a todos/as. ¿Por qué? Porque el dolor crónico está en el cerebro, en la cognición y la memoria de nuestras experiencias de dolor. El cerebro de un paciente con dolor crónico es diferente al del paciente que no padece tal tipo de dolor.  “Un buscador es alguien que busca, no necesariamente que encuentra” decía Jorge Bucay, pero estos pacientes además buscan donde no es. Por eso nada funciona, porque no entienden que la solución está en ellos, aunque todavía sea difícil ayudarlos a gestionarlo

“El dolor crónico necesita pedagogía, realismo, trabajo… Demasiadas tareas para ser suplidas con un comprimido, por mucho que bloquee unos canales… “dice el Jefe de Neurología del Hospital Santiago de Vitoria, Arturo Goicoechea.

Fátima Fontenla Souto.  Fisioterapeuta Colegiada  1510

post

VIAJE AL INTERIOR DEL CRÁNEO

El parque de las ciencias de Granada produce en 2001 este didáctico vídeo titulado “Viaje al interior del cráneo”, interesante documental español,  de ocho minutos de duración, que nos explica de forma fácil la anatomía de los huesos del cráneo:

Imagen de previsualización de YouTube

 Pacientes con estrés crónico, tensión emocional o cefaleas, suelen presentar tensión y restricción de movilidad entre las fascias de los huesos del cráneo. La terapia cráneo sacra, algo desconocida todavía en España, busca liberar estas tensiones y recuperar el equilibrio mecánico del colágeno de la zona, de forma que es un complemento más dentro del amplio abanico de técnicas manuales a desarrollar en el tratamiento de fisioterapia.

Fátima Fontenla Souto.  Fisioterapeuta Colegiada Galicia 1510

Exequiel Briozzo Obaid. Fisioterapeuta Colegiado Galicia 1667

post

ESTENOSIS DEL CANAL ESPINAL

Imagen de previsualización de YouTube

La estenosis espinal es el estrechamiento del canal de la columna cervical (cuello) o lumbar (espalda) que causa compresión de la médula espinal y de las raíces del nervio o radiculopatía.

La estenosis de la columna ocurre en personas de edad mediana o avanzada y puede estar causada por enfermedades degenerativas o por lesiones que producen compresión en las raíces del nervio o en la misma médula espinal. En personas jóvenes puede ocurrir por malformación congénita o lesiones traumáticas de la columna.

El término estenosis medular lumbar incluye la estenosis del canal espinal, el receso lateral y los agujeros o forámenes intervertebrales siendo más común en los niveles L2 a L5 y constituye una de las causas más comunes de dolor en la espalda y en las extremidades inferiores por opresión de la médula y de las raíces nerviosas espinales.

La estenosis espinal cervical a nivel del canal lateral es la primera causa de radiculopatía cervical crónica, debida en la mayoría de los casos a hipertrofia degenerativa.

Síntomas

Las señales de la estenosis espinal incluyen los síntomas y signos del cuadro de ciática y en general dolor en el cuello o espalda, adormecimiento, debilidad, calambres, o dolor en los brazos o las piernas, dolor que baja por la pierna, debilidad muscular en los pies.

En caso del síndrome de cauda equina o cola de caballo, forma muy grave de estenosis raquídea, la presión en los nervios de la parte baja de la espalda pude producir síntomas como pérdida de control de los intestinos o la vejiga, disfunción eréctil, dolor, debilidad, o perdida de sensación en una o ambas piernas.

Diagnostico de la estenosis espinal

Además de los síntomas referidos y de los signos clínicos al examen físico, el médico puede ordenar una o más pruebas, tales como: Radiografías, imagen de resonancia magnética (IRM), tomografía axial computarizada (TAC), mielograma y gammagrafía ósea .

Tratamiento

Cada caso puede necesitar la participación de profesionales especialistas como reumatólogos, neurólogos y neurocirujanos, así como cirujanos ortopédicos, especialistas en medicina física y rehabilitación y fisioterapeutas.

Los tratamientos para la estenosis espinal incluyen uso de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, cambios de hábitos y actividades, ejercicios y fisioterapia, usos de corsé ortopédico o en último caso, y según la gravedad o persistencia de los síntomas, intervención Quirúrgica.

 

 

post

¿DEBO OPERARME SI TENGO UNA HERNIA DISCAL?

Desde la neurocirugía se considera que una hernia, o una protusión, sólo debería ser operada en aquellos casos donde la lesión discal produce una compresión radicular o medular que afecta a la conducción nerviosa. Es decir, en aquellos casos donde el paciente presente debilidad muscular  (un síntoma de gravedad es la imposibilidad de caminar de puntillas o sobre los talones), parestesias importantes (es decir: zonas donde falta la sensibilidad), pérdida de reflejos etc. Ante cualquiera de estos síntomas, el médico, además de valorar la resonancia, suele solicitar un estudio electromiográfico para objetivar el grado de afectación de la conducción nerviosa.

 

Como dato para quitarse el miedo si os han diagnosticado una hernia, os diré que existen cantidad de estudios de campo, en los cuales analizan los resultados obtenidos en las resonancias magnéticas a dos grupos de pacientes: Uno, como grupo control, en el que las personas  nunca han sufrido un proceso de lumbalgia; y un segundo grupo de pacientes que padecen de forma recurrente dolor lumbar. Los resultados de este tipo de estudios muestran que las hernias/protusiones discales aparecen con aproximadamente la misma frecuencia en ambos casos, por lo que no se debe de considerar una entidad implicada en el dolor que presenta el paciente, que seguramente, éste se deba a una mala biomecánica. Siendo el hallazgo de discopatía de tipo casual, o un síntoma más del cuadro, lo que últimamente los médicos han decidido definir como dolor lumbar  mecánico o inespecífico.

 

En vista de  lo expuesto, y de modo muy resumido,  considero que lo realmente importante es hacer una correcta valoración del paciente, analizando cuáles son sus síntomas, su actividad deportiva y laboral, edad, etc. Para de este modo  determinar si su cuadro va a beneficiarse de una intervención quirúrgica, o si tal vez  con un tratamiento conservador consistente en relajar la musculatura contracturada, fortaleciéndola con ejercicios, como los del método Pilates, y realizando estiramientos, conseguiremos solucionar nuestras molestias de espalda.
 


Autora: Fátima Fontenla Souto. Fisioterapeuta Colegiada 1510

 Imagen de previsualización de YouTube

 El vídeo que sigue es el de una laminectomía, el procedimento quirúrgico más usado en intervenciones de patología discal
post

ANÁLISIS ANATÓMICO DE LA SENTADILLA

Imagen de previsualización de YouTube

La sentadilla es un excelente ejercicio para el desarrollo de las piernas, considerado por algunos autores como el principal. Trabaja directamente los músculos de muslo, cadera y glúteos, y fortalece los huesos, ligamentos y tendones de piernas y caderas. Ha sido objeto de considerable controversia en los últimos años, debido a la acusación por parte de algunos entrenadores de que las sentadillas aumentan la probabilidad de sufrir lesiones lumbares y de rodilla. En consecuencia, muchos autores sugieren que se practiquen formas modificadas de la sentadilla. Otros autores, sin embargo, disputan las afirmaciones de riesgo y defienden el uso de la forma tradicional de practicar la sentadilla, empleando una buena técnica.

En el siguiente link  http://functionalfitnessbarcelona.com/sentadillas-diferentes-analisis-anatomico/ se comenta un articulo muy curioso sobre este debate, en el se concluye que  no hay ninguna posición exacta y única para las sentadillas. Se muestra por qué la comodidad de cada atleta debería marcar la anchura de separación de las piernas.

Preguntas del tipo: Por qué los pies deben apuntar hacia fuera, por qué algunas personas sufren al realizar sentadillas profundas o por qué hay quien pueden hacer “pistols” y para otros es imposible, se intentan responder mediante el análisis de las variaciones anatómicas.

Se concluye que nadie hará la sentadilla igual, de hecho se  debería evitar unificar la técnica. La comodidad en la posición de la persona es la que dictaminará la anchura de la sentadilla yendo acorde con la estructura ósea. Hay personas que hacen las sentadillas anchas y otras estrechas y esto no depende tanto de acortamientos musculares como se suele pensar, ya que por lo general, pocas personas están al final de recorrido muscular y es por esto que, en algunos casos, los estiramientos no serán la mejor herramienta.

Músculos implicados en la sentadilla

La sentadilla es un ejercicio prácticamente de cuerpo completo. Implica principalmente a la musculatura de muslos, glúteos, parte baja y extensores de la espalda y abdomen. Al trabajar con tantos grandes grupos musculares simultáneamente y de forma tan intensa, exige también un gran esfuerzo cardiovascular. A medida que el cuerpo desciende, rodillas y cadera se flexionan, el tobillo se dorsiflexiona, y los músculos alrededor de las articulaciones se contraen excéntricamente, alcanzando su máxima contracción al final del movimiento mientras frenan y finalmente detienen el descenso. Los músculos alrededor de los tobillos trabajan para proporcionar estabilidad. Del mismo modo, la musculatura erectora del tronco se activa para proporcionar estabilidad, así como también la faja abdominal. En la segunda fase del movimiento, cuando se vuelve a la posición vertical erguida, los músculos de las piernas se contraen concéntricamente, rodillas y cadera se extienden y el tobillo realiza una flexión plantar.

El vídeo que os dejamos expone de una manera muy gráfica y divertida como es la biomecánica del ejercicio.

Autores: Fisioterapeutas Fatima Fontenla Souto y Exequiel Briozzo Obaid