post

Investigaciones han demostrado que una buena postura está vinculado a una mayor confianza, mejor memoria, más energía, así como una gran variedad de beneficios físicos. Un estudio reciente encontró que la capacidad de aprendizaje de los bebés se veía afectada  por su postura, y que tener una columna vertebral recta podría hacer más fácil para ellos aprender cosas nuevas. Otro estudio del 2014 encontró que una mejor postura se asoció con más energía y una mejor vida sexual, como encorvarse puede ejercer presión sobre la columna vertebral, órganos y músculos, haciéndonos perder toda nuestra energía.

Imagen de previsualización de YouTube

En este nuevo vídeo de TED, aprendemos cómo encorvarse puede ser agotador para el cuerpo. Hace que nuestros músculos trabajen más duro para mantenernos en posición erguida.

Después de un largo día frente al ordenador podemos sentir rigidez en el cuello o dolor de espalda, probablemente debido a sedestaciones prolongadas acompañadas de una mala postura.

Estar encorvado aumenta el trabajo sobre tendones y ligamentos, ejerce presión sobre los pulmones y hace que sea más difícil respirar profundamente, todo eso puede derivar en dolores de cabeza por tensión.

Es fácil olvidarse de una buena postura lo que puede tener un gran impacto en cómo nos sentimos, por no hablar de los riesgos para la salud de estar sentado todo el día que incluye un mayor riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, el cáncer y el deterioro cognitivo.

Simplemente siendo consciente de una buena postura y moverse con frecuencia, especialmente cuando se pasa largas horas delante de un ordenador o dispositivo electrónico, puede marcar una gran diferencia en nuestra salud.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *