post

BOLAS CHINAS Y CONOS VAGINALES PARA EL SUELO PÉLVICO QUE SON, DIFERENCIAS Y UTILIDADES

Imagen de previsualización de YouTube

En la reeducación del suelo pélvico, tanto desde el punto de vista preventivo como rehabilitador, la Fisioterapia pelviperineal dispone de un amplio abanico de técnicas y accesorios que pueden ser utilizados dependiendo de las necesidades de cada paciente. Uno de los dispositivos que más fama han adquirido en los últimos años (debido, en buena parte, a la confusión creada en torno a ellos como objetos eróticos), son las bolas chinas y los conos vaginales. Se trata de dos accesorios diferentes, tanto por su diseño como por los efectos que pueden conseguirse de su uso regular y continuado.

bolas chinas

En cualquier caso, no son juguetes eróticos en sí mismos, otra cosa es que su utilización por parte de mujeres adultas y sanas, de manera sistemática, mejore la irrigación de la musculatura, la lubricación vaginal y, con ello, mejore la calidad de las relaciones sexuales. En cuanto a la comparativa de las bolas chinas vs conos vaginales, cabría decir que las primeras mejoran el tono, debido a la contracción involuntaria de las paredes vaginales que tiene lugar por la vibración de la pequeña bola que existe en el interior de la bola china.

cono vaginal

Pero si, además de introducir la bola (o bolas) en el interior de la vagina, realizas con ella ejercicios de Kegel, estarás trabajando el tono y la fuerza. Por su parte, con los conos vaginales el movimiento de la mujer no produce ninguna vibración (no hay bolita interna). De modo que sirven para entrenar la fuerza, es decir: se necesita una contracción voluntaria de la musculatura del suelo pélvico para que el cono no descienda.

Fuente: http://www.fisioterapia-online.com/

INDICACIONES DE LOS EJERCICIOS CON BOLAS CHINAS PARA EL SUELO PÉLVICO

Imagen de previsualización de YouTube

Cualquier mujer adulta, sana y con un mínimo de fuerza en sus músculos de suelo pélvico podría utilizar unas bolas chinas. Si hablamos desde el punto de vista de la terapia preventiva, su uso estaría recomendado en los siguientes casos: ante la planificación de un embarazo; tras uno o varios partos (superada la cuarentena), sobre todo si han sido traumáticos largos, múltiples y complejos; mujeres con sobrepeso u obesidad; en la menopausia para prevenir la aparición de prolapsos; mujeres adultas de cualquier edad que practican habitualmente deportes hiperpresivos o de impacto (aerobic, running, tenis, etc.); cantantes; mujeres que padecen estreñimiento crónico y mujeres que habitualmente deben cargar peso. Asimismo, se pueden utilizar las bolas chinas como coadyuvante antes y después de una cirugía genitourinaria o pélvica siempre que se respeten los plazos que nos prescriba nuestro especialista. Normalmente debe esperarse unas seis semanas tras una cirugía pélvica.

bolas chinas

También pueden ser usadas como coadyuvantes en el tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo y la incontinencia urinaria mixta; para el fortalecimiento del suelo pélvico tras el parto, una vez superada la cuarentena; y en el tratamiento de disfunciones sexuales (falta de sensibilidad, disminución de la intensidad del orgasmo) provocadas por la debilidad de los músculos del suelo pélvico.

Es importante tener en cuenta los casos en los que no deben ser utilizadas las bolas chinas: por norma general, durante el embarazo no está recomendado su uso; durante la cuarentena ni en las primeras semanas de recuperación posparto, hasta que nuestro ginecólogo nos dé vía libre; si padeces una infección vaginal y/o del tracto urinario; si sientes dolor al llevarlas puestas; durante la menstruación junto con tampones absorbentes; en las relaciones sexuales durante la penetración; como norma general, en las seis semanas siguientes a una cirugía genitourinaria o pélvica, ni en caso de sufrir hipertonía de los músculos del suelo pélvico.

Fuente: http://www.fisioterapia-online.com/